SE CELEBRÓ LA FIESTA PATRONAL DE LA CIUDAD

Con la tradicional procesión que, con la imagen de Nuestra Señora de la Merced, recorrió las calles que circundan a la Plaza Rivadavia, se celebró, este sábado (24), la fiesta patronal de la ciudad.

La columna fue encabezada por el arzobispo de Bahía Blanca, monseñor Guillermo José Garlatti, a quien acompañaron el arzobispo coadjutor, fray Carlos Alfonso Aspiroz Costa; el obispo emérito de Río Negro, monseñor Néstor Navarro; y el clero de las parroquias locales.

Al término de la manifestación mariana, que incluyó, como es clásico, el rezo del Santo Rosario por la feligresía participante en elevado número, se ofició la Santa Misa, a cargo monseñor Garlatti, con intervención del coro de la Iglesia Catedral.

La homilía estuvo a cargo de monseñor Aspiroz Costa. Con conceptos muy claros, el prelado se refirió a la festividad, con su ajuste a la realidad de los tiempos actuales, ejemplificando –con ejemplos más bien aggiornados– aquellas virtudes con las cuales la gente de fe cumple con aquello que se desprende de las enseñanzas de Jesús.

Monseñor Garlatti impartió, al final, la bendición apostólica, con el contenido de la indulgencia plenaria para quienes han cumplido con las “exigencias” para ganarla con ocasión de la celebración patronal.   

Comentarios

Entradas populares de este blog

PADRES Y MADRES DE RIO NEGRO Y NEUQUÉN SE CONVOCAN POR LOS DERECHOS DEL NIÑO Y ADOLESCENTE

DE VIDA O MUERTE (PERO SÓLO ES FÚTBOL)

FUE EMPATE EN AVELLANEDA