MOTIVOS DE ORGULLO…

Dos caricias para el alma, el mismo día.


Hay circunstancias que llegan en momentos oportunos. Algunas, mucho más, porque resultan una “caria para el alma”, siempre necesaria.. y especialmente cuando afloran los recuerdos.

Este jueves (7), en vísperas casi de una fecha memorable –el sábado 9 de cumplirán 200 años, nada menos, que del momento de la Declaración de la Independencia Nacional– hemos tenido conocimiento de las palabras con las que el director del Conservatorio Provincial ha resaltado el trabajo de Claudia María (Serralunga) en esa institución educativa de nuestra ciudad.

Este mismo día (7), vimos con sumo placer la fotografía que muestra a Lucrecia Mabel (Serralunga), junto al coro de la escuela provincial número 5 “Nuestra Señora de la Merced”, que actuó en el acto conmemorativo del aniversario patrio.

Podrán parecer cosas muy simples.

Sin embargo, han tenido la virtud de emocionarnos. Mabel, la mamá de Claudia y Lucrecia, se sentiría inmensamente feliz. Desde el cielo, estará bendiciendo el trabajo de sus dos hijas mujeres.

Luis María Serralunga

DESDE EL CONSERVATORIO DE MÚSICA

Bahía Blanca, mayo de 2016.

La señora Claudia Serralunga ha cesado el día 25 de abril en su desempeño dentro de ésta institución con cambio de función.
Su desempeño ha sido ampliamente satisfactorio, destacándose su iniciativa personal para resolver problemas, su espíritu enormemente colaborativo, el conocimiento profundo de la organización institucional, su asistencia casi perfecta y, fundamentalmente, un enorme afecto por éste Conservatorio. 

Todas las virtudes expuestas se volcaban en su desempeño diario y, por eso, su ausencia será muy notoria y difícil de paliar .

Le deseamos los mayores éxitos en sus nuevos emprendimientos personales y la mejor suerte.

Alejandro Usabiaga, director del Conservatorio Provincial.

Comentarios

  1. El orgullo que mi Papá siente por sus dos Hijas es mi propio orgullo. Mi nombre es Eduardo Luis Serralunga. Soy el mayor de Lucrecia Serralunga, Claudia Maria Serralunga, Adrian Serralunga y Mariano Serralunga. Mis hermanas -además de estudiosas, aplicadas, disciplinadas- son buenas. Mis hermanas son mi orgullo, A todos los que voy conociendo, les hablo de mis hermanas y mis hermanos. Yo soy lo que he podido o querido ser, muy poca cosa. Pero -tal vez sin ni derecho alguno- exhibo a mis hermanos/as. ¡ ¡ ¡Las quiero, mucho, Lucrecia Serralunga y Claudia Maria Serralunga! ! !

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

QUE NO SE DESINFLE: OLIMPO RECIBE AL “PINCHA”

ARSENAL HIZO LO QUE DEBÍA. OLIMPO NO

FUE EMPATE EN AVELLANEDA