MIENTRAS PASA LA VIDA...…

Historias que merecen ser contadas.
Tras la puesta en funciones,
recibiendo el saludo del intendente,
don Víctor Julio Mario Puente.
Tarde de lunes (5), sin urgencias. Llueve y, por momentos esa lluvia sacude un poco más, junto al frío. Escuchamos que es el día del camino (otrora obligaba alguna nota ajustada a la fecha) y pensamos en tantas rutas destruidas. 

Recordamos, entonces, que alguna vez estuvimos en el sector que, entre las sierras, daría lugar a la “76”. Se hacían, por entonces, las explosiones que abrirían un surco entre el cordón de la Ventana. Pero, de eso, hace como medio siglo.

Salimos, pese a lo destemplado del clima, para ir a un banco, no importa cual, a hacer una consulta y un trámite “de rutina”, que bien puede esperar al día siguiente.

Pero no, y mientras esperamos, alguien nos pregunta: "¿trabajó en la municipalidad?". Y sí, de eso harán, en semanas más, unos 34 años del comienzo.

Sigue… y nos explica: “tengo 42 años, pero un día, a punto de saltar (por el alambrado), el intendente que llegaba, me dijo que entrara por la puerta, abierta, que permitía ingresar. ¿Era…?. Víctor Puente, que andaba en un Ford Farlaine”.

Agrega: “era el único lugar, cercano a casa, al que podíamos ir a jugar. Con usted estaban Chirone (Luis María); Medela; y Palacios (Jorge)”. Y aporta otros datos, retenidos en su memoria, pese a que sólo rondaba los 8 años (los juegos  de verano; algún asado; y los momentos vividos allí, en Las Tres Villas.

Retrocedemos, de puro memoriosos, en algunos pasajes que tuvieron que ver. La asunción del cargo (director de Deporte y Turismo), en una mañana de sábado, en noviembre del ’81, con un inusual acto protocolar y “refrigerio” posterior. Poco después, echado a andar, por los clubes; los partidos; y las reuniones, muy de noche.

Como un recuerdo trae otros, evocamos dos episodios muy al estilo “de la Bahía que nunca fue distinta”. A sólo 48 horas de hacernos cargo, un “periodista” llegó al despacho mayor de Alsina 65, para ¿reclamar?, a don Víctor, por la designación. Y no fue sólo, sino acompañado por profesores de educación física, involuntarios (suponemos) partícipes de esa inquisitoria, a la que el Lord Mayor respondió sólo mostrando una carpeta con un CV que ponía de manifiesto una innegable trayectoria (la nuestra) en la dirigencia deportiva.

La otra, y no fue “raro”, para nada, también nació de un ámbito periodístico (el diario local) en este caso. Reportaje mediante de por medio (publicado encima en un día de circulación limitada del matutino, por una medida gremial de los canillitas) se preguntó, en un titular a toda página, si se justificaba la existencia de una dirección de deportes en la ciudad. Mala intención (la fe es otra cosa) manifiesta, en una Bahía en la que todas las disciplinas (no sólo el básquetbol) requerían de una estructura comunal para operar en la materia.

Pero nada fue casual, ni en una ni en otra ocasión. En otras ocasiones, los mismos protagonistas “cargaron” contra lo nuestro, conscientes (aunque parezca mentira) de que nunca hubieron sido capaces de acercarse a lo que hemos hecho.

Cambiando el ángulo y de unas semanas atrás. Gente allegada al Museo del Deporte, consulta previa mediante, intentaron, con la mejor y mayor buena voluntad, desentrañar en nuestro relato, con imprecisión manifiesta en el orden cronológico, de tiempos pasados del deporte bahiense. Le agradecimos  su interés, aun aclarándoles que raramente encontrarían coincidencias, respecto de nuestro punto de vista, sobre hechos y figuras repasados en preguntas y respuestas de un prolongado diálogo.


Colofón, si el término está bien usado: avanza la tarde y desde el sitio habitual del escritorio, visualizo, como a cada momento, la imagen de mi esposa (Mabel) que lo fue por 50 años y que resultó involuntaria receptora de no pocas decepciones vividas en largas etapas de nuestra exposición pública. Sólo se me ocurre decirle que si alguien, un chico entonces, recordaba lo de 34 años atrás, nada de lo hecho fue en vano...  

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

FUE EMPATE EN AVELLANEDA

DE VIDA O MUERTE (PERO SÓLO ES FÚTBOL)

OLIMPO VA POR UN TRIUNFO EN LA COPA ARGENTINA