EL DÍA DE LA MADRE Y CUATRO GENERACIONES

En recuerdo de Mabel, la mamá de nuestros 5 hijos. 
Lucrecia, Mabel y Renata.

He escuchado, en las últimas horas, todo tipo de reflexiones acerca del Día de la Madre, o de la Familia, como se le ha dado en llamar al tercer domingo de octubre de cada año.

No sabría, a ciencia cierta, cuál elegir, para rendir, con la palabra de otros, el homenaje que las mamás se merecen, no sólo en éste día, sino en todos los de su vida y aún más allá de su paso por esta tierra.

He tomado, y no al azar, lo dicho por el padre Angel, en el programa de Fernando Bravo (por Continental) de este viernes (16). 

Sin embargo, me pareció realmente maravilloso el comentario de la señora Silvina Quintans, en ese mismo espacio. Ella, mamá de hoy, sin desechar todo aquello que hace de las madres un verdadero mito (bien merecido por otra parte), las puso sobre relieve –incluso desde su propia experiencia, creo– resaltando vivencias. 

Mabel y su mamá, Aldovina.
¿A qué me refiero?. A poner en evidencia, y con un mensaje a la alcance de todos, las vicisitudes que cada mamá vive, en todo tiempo, incluyendo los errores a que están sujetas en algún momento, más allá de la ternura, el amor y el sacrificio puesto de manifiesto hora tras hora en el cuidado de los suyos y esencialmente de sus hijos, a todas las edades.

Y no puedo, hecha esta prolongada introducción, sino hablar de Mabel, la mamá de nuestros 5 hijos. Decir que ella, a la par de su condición de esposa ejemplar, por un poco más de 50 años, fue la síntesis más acabada de lo que es una madre, es tan sólo una breve descripción de todo lo que ofreció (su vida fue una constante entrega hacia los suyos) en todos y cada uno de sus momentos. Desde la cuna de los chicos, pasando por la niñez, la adolescencia y la juventud de cada uno; y llegando hasta ahora, cuando hace poco Dios la llamó para gratificarla con la vida eterna.

No olvido a Panchita, mi mamá, de quien mucho aprendió Mabel, por si lo trasmitido por la suya  (Aldovina) fuera poco.

Le dedico, mi admiración, junto a mi a mi amor entrañable de padre, a Lucrecia, la mamá de la cuarta y tercera generación, que ha sabido siempre lo que es criar, formar y ver crecer a Renata, mi nieta.
Mabel y Renata.

Y como muchos años en el periodismo no bastaron para que aprendiera a expresar vivamente un pensamiento propio, tomo lo que alguien escribió sobre ¿qué es la madre?:

“Junta el perfume de todas las flores y el arrullo de todas las alas; la firmeza de todas las montañas y la inquietud de todos los ríos; la frescura de todos los valles y la mirada de todas las estrellas;  la caricia de todas las brisas; y el beso de todos los labios. Todo eso, guardado por Dios en el corazón de una mujer, es la madre”.

Extrañando a Mabel, dedico esto a todas las mamás. 
    
El audio del Padre Angel:
http://www.continental.com.ar/escucha/llevatelo/las-reflexiones-del-padre-angel-las-madres/20151016/llevar/2972295.aspx

Nota del editor:
Tratando de escuchar las reflexiones del padre Angel Rossi he caído en la cuenta, en la mañana de este domingo (18), Día de la Madre, que es ciertamente complicado acceder a ese mensaje. Aún así, me permito recomendar el esfuerzo de seguir los pasos para tener el audio disponible y no perderse tan conmovedor recuerdo. En un día como éste, es una verdadera caricia para el alma, de quienes tienen a su mamá cerca de ellos... y para aquellos que la saben cuidándolos desde el cielo.
LMS

Comentarios

Entradas populares de este blog

PADRES Y MADRES DE RIO NEGRO Y NEUQUÉN SE CONVOCAN POR LOS DERECHOS DEL NIÑO Y ADOLESCENTE

DE VIDA O MUERTE (PERO SÓLO ES FÚTBOL)

FUE EMPATE EN AVELLANEDA